jueves, 9 de octubre de 2008

LA CRISIS MUNDIAL

Hoy todos están hablando sobre la “crisis mundial” la caída de los mercados más importantes del mundo la perdida de millones de dólares…

Los medios de comunicación hacen que todos estemos expectantes y alterados por todos estos acontecimientos, pero me pregunto, cuantos años lleva la crisis de alimentos en África, hace cuando sabemos de la crisis que viven pueblos como Afganistán Donde su población es masacrada sin distinción de edad, sexo o nacionalidad Obviamente hace muchísimo más tiempo y sus consecuencias son mucho peores para toda la población a nivel espiritual, estamos todos ante problemas de hambre, de soledad, de enfermedad frente a nuestros propios ojos y ahora nos preocupamos por la “crisis mundial”

No dejemos que los intereses de unos pocos (multimillonarios que ven en peligro su estilo opulento de vida) nos haga creer que nosotros no podemos hacer nada para ayudar a tantos que lo necesitan. Cada uno vive su camino en su justa medida, aboquémonos en salvar pequeñas Crisis, demos un alimento al que tiene hambre, acompañemos a quienes estén solos, visitemos un enfermo, etc. y dejemos que los grandes magnates resuelvan sus terrenales problemas.

Que nada ni nadie nos desvíe de nuestro sendero espiritual, no perdamos de vista el norte que nos hemos trazado, si logramos hacer esto al pie de la letra Dios se encargará de todo lo demás Recuerden que la lógica de Dios dista mucho de la de los hombres.

Practiquemos ser felices a pesar de cualquier circunstancia… es el único pedido de nuestro ser de LUZ.

Las grandes crisis, traen grandes enseñanzas, que aquellos que deban aprender una lección la sepan aprovechar.

Bendiciones para TODOS.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente comentario, el mas acertado que oi hasta ahora sobre la supuesta nueva crisis mundial. Que se mueran los africanos, los afganos o los latinos de hambre supuestamente no es crisis, es normal, pero cuando cae eeuu parece que se cayera el mundo... El mundo esta caido desde hace rato!!!

Anónimo dijo...

concuerdo con el anterior comentario, ademas como siempre hasta eso nos quiere manejar estados unidos, hasta nuestras preocupaciones y miedos, nisiquiera de eso es uno dueño, ojala esta lectura llegue a la gente que cree en todo lo que dicen en las noticias para ver si de una vez por todas abrimos los ojos y servimos a los que de verdad nos necesitan.
felicitaciones alma por tan acertado escrito.
Diego M.

Esteban dijo...

Hola:
Esto me recuerda el chiste aquél en que un gobernante les dice a sus gobernados "Hay que levantar el país" y le contesta uno desde lejos "que lo levante el que lo ha tirado".
Yo estoy solo "medio-de acuerdo" con el comentario. El problema es que no podemos dejar que lo resuelvan ellos solos porque nos está afectando a nosotros.
Un abrazo,
Esteban

Alma. dijo...

Esteban muchas gracias por tu comentario, la idea es, no pensar que esta crisis economica deba opacar tantas otras y a su vez las infinitas posibilidades que tenemos de mejorar y ayudar a otros con sus crisis personales.
un Abrazo.

Anónimo dijo...

yo pienso que Esteban tiene algo de razon, pero tambien la reflexion, es mejor de todas maneras pensar en solucionar problemas aunque sean pequeños que matarse la cabeza tratando de solucionar los problemas tan grandes como los que hoy en dia se comentan.
de todas formas la reflexion es muy buena e inteligente.
Federico Andrade.

Anónimo dijo...

Si no insistimos en ayudar primeramente en cambiar los origenes o causas de estas crisis, poco servira para el desarrollo espiritual, otro tipo de ayuda. Al contrario, quizas aumentemos la pobreza. Un paliativo o apoyo circunstancial sirve, pero eso no deja de ser una simple donacion similar a los diezmos recogidos en la misa dominical, que muchos de los que lo entregan, consideran que han realizado una gran obra al plan de Dios. Las crisis parecen ser oportunidades mayores para crecer y superar obstaculos, pero su mayor valia quizas se encuentra en descubrir sus causas mas profundas, solo asi prodremos solucionar pequeños o grandes problemas, que pareciera ser solo uno: El resultado de nuestros defectos e imperfecciones.
En consucuencia: Cambiate a ti mismo y cambiaras tus crisis.
namaste